Por una Convención de Naciones Unidas de los derechos de las Personas Mayores

¿Qué realidad viven las personas mayores?

El mundo está envejeciendo de forma alarmante. A medida que envejecemos, mayores barreras dificultan nuestra participación en la sociedad, nos llevan a ser más dependientes de los demás y a perder parte o la totalidad de nuestra autonomía personal. Estas amenazas a nuestra dignidad nos pueden hacer más susceptibles a la discriminación y el abuso, y puede aumentar la posibilidad de que nuestros derechos se vulneren. Nos enfrentamos a amenazas muy concretas relacionadas con la discriminación por edad, por ejemplo, en el acceso a la salud, el empleo, la propiedad y los derechos de herencia, en el acceso a la información y la educación, sin olvidar, las respuestas humanitarias. 

 

¿No están ya protegidos los derechos de las personas mayores?

Aunque los derechos de las personas mayores están protegidos por el Derecho Internacional de los Derechos Humanos y otros mecanismos existentes, no proporcionan protección universal o integral a este colectivo. Las normas que protegen los derechos de las personas mayores están dispersas en los diferentes conveniosinternacionales y regionales. Esta dispersión implica muchas veces que los derechos de las personas mayores sigan siendo invisibles y poco claros para muchos.

 

Es poco frecuente la referencia específica a los derechos de las personas mayores, incluso se desconoce cómo se defienden en la práctica. Con frecuencia, las personas mayores se vuelven invisibles en el sistema de protección, tanto a nivel internacional como a nivel nacional, no se
tiene en cuenta su situación particular debido a la falta de disposiciones específicas. Es decir, la edad no aparece explícitamente como una razón por la que alguien no debería ser discriminado. Como resultado, la discriminación por edad es a menudo pasada por alto en muchos Estados.

 

¿Por qué es necesaria una Convención específica?

El objetivo de la creación de una Convención específica sobre los derechos de las personas mayores no es crear nuevos derechos. Su objetivo es explicar cómo los derechos existentes se aplican a las personas mayores, proporcionar un instrumento universal para su protección, proporcionar una atención completa, garantizar su implementación y seguimiento y, lo más
importante, garantizar que los derechos de las personas mayores no sean pasados por alto. 

 

Esta nueva Convención, promovida principalmente por la sociedad civil, aumentaría la visibilidad de los problemas específicos a los que hacen frente las personas mayores. El propósito de un nuevo instrumento jurídico internacional de los derechos humanos debe ser promover, proteger y asegurar el disfrute pleno e igualitario de todos los derechos humanos y las libertades fundamentales de todas las personas mayores, así como promover el respeto de su dignidad inherente.

 

En el año 2045 las personas mayores de 60 años superarán al número de niños menores de 14 años. 

En 2050 el 80% de las personas mayores vivirán en países en vías de desarrollo

Hoy 100 millones de personas mayores viven con menos de 1$ al día y 500 millones con menos de 2$ al día

Al menos el 50% de niños huérfanos a causa del SIDA en África son cuidados por sus abuelos

Una Convención garantizará que los derechos de las personas mayores sean respetados

© 2014 HELPAGE INTERNATIONAL ESPAÑA

  • w-facebook
  • w-flickr
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now